18 de mayo de 2022 notifications search
menu
Saltillo

Escuela pública con mejores instalaciones que muchas privadas

ENRIQUE CASTAÑEDA / EL SIGLO COAHUILA / SALTILLO
domingo 12 de julio 2015, actualizada 8:39 am

Compartir

Cuando escuchamos "escuela de gobierno", en México se piensa entre muchas cosas que no tendrá buenas instalaciones y mucho menos comodidades para alumnos y profesorado.

Sin embargo, una secundaria pública supo emplear cada uno de los recursos que obtiene de sus cuotas, que aunque no son obligatorias por la ley, la sociedad de padres de familia acordó tenerlas con el fin de que sus hijos tengan unas excelentes instalaciones, como pocas en la ciudad y posiblemente en Coahuila.

El estado en que las escuelas en general y específicamente las secundarias se encuentran son de regulares a malas, deficientes y lo peor, sin el propósito cuando menos de arreglarlas.

Pero la secundaria Ricardo Flores Magón de Saltillo es un auténtico modelo a seguir, pues en cinco años que tiene la directora María Guadalupe Arriaga al frente de esta escuela en sus dos turnos, le dio un cambio.

Desde la entrada se percibe el aroma de orden y buen estado del moviliario, desde tener bien pintadas sus paredes, hasta el nombre de la institución, que es lo primero que se visualiza al llegar.

Lo que resalta es la cantidad de árboles, además de llamar la atención y más luego del accidente que sucedió en la secundaria Número 5, en donde murió un alumno por el exceso de pesos del granizo que no soporto el techo del patio, es que esta escuela instaló un techumbre tipo enredadera.

Esta instalación permite tener sombra traslúcida y en caso de un fenómeno igual al de la secundaria 5 no ocurriría ninguna tragedia, ya que este techo que apenas tiene tres meses de instalado, simplemente no permite alojar el granizo, pues con la velocidad que lleva no lo detendría, sino que lo dejaría pasar en su mayoría, evitando así sobre peso y el peligro de un accidente grave.

Tiene una cancha de futbol rápido con pasto sintético de quinta generación, así como un gimnasio de los que ahora se usan en algunos parques, así como los bebederos, todo con mobiliario moderno y bien cuidado.

Cuentan con un área donde se dan clases al aire libre, sobre una zona arbolada y bien acondicionada con todo y un pizarrón movible, hecho para la inclemencia del clima.

Los salones de clases por dentro no son llamativos, evidencían su aspecto de los años setenta, sin embargo, los pupitres son de última generación, el respaldo y asiento son totalmente acolchonados y cómodos.

Decir y describir todo lo que tiene esta escuela es fácil, hacerlo no, la primera razón sería el factor económico.

Sin embargo, profesores y la directora María Guadalupe Arriaga, la principal artífice de esta realidad, expresaron que no fue fácil.

"No hay secretos, el punto importante de todo esto se llama compromiso, compromiso de los padres de pagar a tiempo y forma las cuotas que fijaron entre ellos, compromiso de hacer realidad los proyectos", indicó.

"No sólo de las cuotas sale, hacemos rifas, hay papas que tienen posibilidades en sus trabajos de que nos lleguen cosas que mejoren la escuela, que un papa tiene negocio nos hace un precio accesible, o si es carpintero nos echa la mano con cosas aquí y estamos atentos a los programas de ayuda, todo esto si lo sumamos da como resultado lo que vemos hoy aquí", explicó la la directora del plantel.

Señaló que cuando llegó a la escuela, vio el paso del tiempo y que poco se le había hecho, pero lo que ahora se ve de sus instalaciones ya son cosas de comodidad pero antes tuvieron que hacer mejoras en las prioridades, como impermeabilizar techos con gotera, fugas de agua, mal funcionamiento de algunas instalaciones y por ahí se empezó, algo que no se nota a simple vista pero que era más importante que tener un llamativo techo con enredadera o un gimnasio.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

LO MÁS LEÍDO

1

2