24 de septiembre de 2021 notifications search
menu
Cultural

Susana Caldera, pasión que se desborda en palabras

'Este libro es un sueño que tenía desde hace ya tiempo', recuerda

SAÚL RODRÍGUEZ/EL SIGLO DE TORREÓN
martes 20 de julio 2021, actualizada 8:51 pm

Compartir

Letras que instalan la pasión como columna vertebral del amor, como la autopista central de donde parte la motivación y el deseo por realizar algo, forman parte del libro Vasta pasión. Basta pasión que la escritora lagunera presentará en Casa Mudéjar el próximo jueves 29 de julio, a las 19:00 horas.

“Este libro es un sueño que tenía desde hace ya tiempo. Desde que me acuerdo me ha gustado escribir, me ha gustado leer, pero en sí no había pensado en hacer una publicación”.

Sin embargo, su percepción con las palabras daría un giro cuando hace tres años asistió por primera vez al taller literario de los hermanos Antonio y Germán Cravioto.

“Yo iba con la idea de ser editora, de aprender más acerca del difícil arte de la edición, pero ahí me hicieron escribir más. Yo ya tenía cosas escritas que nunca pensé que fuera a publicar”.

Vasta pasión. Basta pasión se compone de 25 poemas y siete prosas. Su discurso es autorreferencial, parte de la experiencia de la propia autora y se despliega sobre un camino no planeado, escrito de manera natural.

“Necesitas meterle pasión a lo que sea, no nada más habla del amor de pareja, sino de todo tipo de amor”.

La pasión se visualiza entonces como una base, un auxiliar de la voluntad para que el individuo intente realizar lo que se propone.

“Algunos poemas, como los que son así tristes, fueron escritos en un momento donde sí estaba triste o pasando por una situación difícil. Y la escritura también me ayudó. Me ayuda como una sanación, como algo terapéutico”.

Otros textos de Susana Caldera son fruto del insomnio. Para la autora, el insomnio es andén donde arriba la inspiración y creatividad para hacer bailar la pluma sobre las libretas.

“Se me venían frases, nada más y llegaba un momento en que las juntaba y formaba algo. Hablaba de lo mismo, en realidad, aunque fuese durante semanas o varios días. Mi sorpresa era que al juntarlo hablaba de un mismo tema, como si me lo fueran dictando y ya quedaba un poema”.

Respecto a su proceso de escritura, Susana Caldera revela que toma de materia prima su propia experiencia. Un momento de la vida que acentuaba en la rutina, era candidato para plasmarlo en algún poema.

“De repente llegaban las frases, de repente llegaban ya hasta estrofas hechas y fue como los iba escribiendo. Escribía en lo que tuviera. Ya después sí tuve un cuadernito y a veces hasta en el celular, para después pasarlo a la computadora. Pero sí, así ha sido. Este libro sí es de experiencias que me han pasado desde hace mucho tiempo”.

Susana se declara seguidora de las meditaciones, sobre todo aquellas donde la escritura se torna como una herramienta.

“Algunas son cartas también que nunca entregué y eso al menos pesa ya plasmado, y como que lo sacas. Eso es la sanación”.

Y es que contemplar sus pensamientos materializados en un libro le resulta un sueño hecho realidad, lo intangible de lo onírico vuelto a lo concreto para sentir su relieve. Además, cabe recalcar que el libro cuenta con ilustraciones del reconocido artista Gerardo Beuchot.

“La presentación va a ser el 29 de julio, es un jueves en Casa Mudéjar, nada más que ahora por la pandemia está muy reducido el acceso. Solamente nos dejaron 25 personas, pero creo que vamos a hacer una transmisión virtual por si alguien más quiere verlo”.

Además de la autora, el libro será presentado por Germán Cravioto y Heidi Casio.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA