01 de agosto de 2021 notifications search
menu
Ciencia

Los gatos pueden contraer COVID-19 por dormir en la cama de su dueño

Todavía no estaba claro hasta qué punto eran susceptibles a la enfermedad estos animales

EFE
lunes 19 de julio 2021, actualizada 10:28 am

Compartir

Las personas que tienen COVID-19 la transmiten con frecuencia a sus mascotas y los gatos que duermen en la cama con sus dueños "parecen correr un riesgo especial de infección", sugiere un estudio presentado en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas.

 

Investigaciones previas han demostrado que gatos y perros pueden contagiarse de COVID-19 a través de sus dueños, pero no estaba claro hasta qué punto eran susceptibles y qué aumentaba, en su caso, las posibilidades de ser afectados por el virus.

 

Para responder a estas preguntas, un equipo de la Universidad de Guelph (Canadá) estudió a perros y gatos que vivían en hogares y sus dueños habían pasado la covid-19, así como a animales de refugios y otros callejeros.

 

El equipo hizo pruebas de anticuerpos, que son un signo de infección previa, a 48 gatos y 54 perros de 77 hogares, así como a 75 procedentes de refugios y a 75 felinos callejeros que habían sido atendidos en clínicas veterinarias.

 

En el caso de los animales caseros, sus propietarios respondieron a un cuestionario sobre cómo interactuaban con las mascotas. Cuánto tiempo pasaban con ellas al día, si los acariciaban y besaban, sí dejaban que estos les lamieran la cara, que se sentarán en su regazo o que durmieran en su cama.

 

El cuestionario también se interesaba por si los animales habían estado enfermos y qué tipo de síntomas presentaban.

 

En el caso de los animales con dueño, el 67 % de los gatos y el 43 % de los perros dieron positivo en la prueba de anticuerpos, frente a un 9 % de los de refugio y un 3 % de los felinos callejeros.

 

Los perros que habían pasado la COVID-19 tuvieron síntomas leves que desaparecieron al poco tiempo; en cuanto a los gatos, la situación fue similar, aunque tres sufrieron casos graves.

 

La cantidad de tiempo que un propietario pasaba con su perro y el tipo de contacto que tenía con él no afectaban a la posibilidad de que el animal se infectara.

 

Sin embargo, los gatos que pasaban más tiempo con sus dueños "parecían tener un mayor riesgo de infección" y los que dormían en la misma cama "eran más propensos a tener COVID-19", según un comunicado del congreso.

 

Los autores del estudio indicaron que la biología de los gatos, incluidos sus receptores virales, los hace más susceptibles a la COVID-19 que los perros, y son más propensos a dormir cerca de la cara de su dueño, lo que aumenta su exposición a cualquier infección.

 

La mayor tasa de infección en los animales con dueño, unido a resultados de estudios genéticos anteriores, sugieren que la vía de transmisión "más probable" es la de los humanos a las mascotas, y no al revés.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA