13 de junio de 2021 notifications search
menu
México

Migración se diluye en promesas de Kamala Harris

El tema migratorio fue mucho más desdibujado en México que en Guatemala

EFE
jueves 10 de junio 2021, actualizada 8:03 am

Compartir

Todo indicaba que la migración sería la protagonista de la visita a México de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, pero se diluyó dentro de un paquete de compromisos que sirvió más para acercar posturas entre los Gobiernos que para encontrar soluciones inmediatas.

"El tema central parecía que era el tema migratorio y por lo menos públicamente fue el que menos espacio generó", explicó este miércoles a Efe Eduardo González, experto en migración del Instituto Tecnológico de Monterrey.

Harris, a quien el presidente Joe Biden encargó atender la crisis migratoria de la región, emprendió una gira por Guatemala y México, con una delegación de funcionarios que incluía al enviado especial para el Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúñiga.

Tras una larga reunión con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y varios miembros de su gabinete, el Gobierno de Estados Unidos emitió un comunicado con un largo paquete de compromisos que parecía relegar la migración en un segundo plano, si bien hablaba de cooperación para el desarrollo.

MIGRACIÓN, EN SEGUNDO PLANO

Washington destinará 130 millones de dólares para asesorar a México en la implementación de la reforma laboral de 2019 que estableció la democracia sindical, una condición de los demócratas estadounidenses para aprobar el tratado comercial T-MEC.

Ambos Gobiernos reiteraron su compromiso a combatir el tráfico de drogas y personas, y de forma inesperada, se anunció una asociación para resolver casos de desaparición forzada en México.

En el apartado de migración, se habló del compromiso de atender las causas que fuerzan a los migrantes a huir de sus hogares, pero no trascendieron acuerdos concretos para frenar el flujo récord de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos, que en abril alcanzó los 180.000 indocumentados.

Si bien Estados Unidos dijo que buscará inversiones por 250 millones de dólares para desarrollar el rezagado sur mexicano, no aclaró el papel que adoptará en Centroamérica, donde López Obrador quiere extender sus programas de reforestación y de becas para jóvenes.

Sobre esto, el presidente López Obrador se limitó este miércoles a decir que el Gobierno mexicano y el estadounidense tienen "coincidencias plenas" en materia migratoria.

"De la rueda de prensa de Harris me llamó la atención que habló del fentanilo. Estados Unidos y México tienen agendas ocultas como el tráfico de drogas. Tal vez le esté preocupando esto mucho más", dijo a Efe Eliseo Díaz, investigador del Colegio de la Frontera Norte.

DESARROLLO Y 'NO VENGAN'

El tema migratorio fue mucho más desdibujado en México que en Guatemala, donde la vicepresidenta de Estados Unidos había enviado en la víspera un determinado "no vengan" a los migrantes indocumentados, a quienes advirtió que no podrían pasar la frontera.

Este comentario generó malestar incluso en el ala izquierdista del Partido Demócrata.

"El problema de las causas de raíz no se va a resolver en un viaje de dos días, es un problema de largo plazo", respondió Harris en México tras refrendar el compromiso por el desarrollo de la región para frenar los flujos migratorios.

"Es un mensaje que han empezado a mandar luego de que Joe Biden anunciara que levantaba las políticas restrictivas de Trump, lo que provocó un aumento de los flujos", dijo González sobre la advertencia de Harris.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA