19 de septiembre de 2021 notifications search
menu
Saltillo

Sobrevivir en 'Estación Hermanas'

La pandemia vino a mermar la economía con el cierre de los estanques de agua

SERGIO A. RODRÍGUEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
lunes 14 de diciembre 2020, actualizada 8:19 am

Compartir

La pandemia contrajo con la economía del municipio de Escobedo, cuya cabeza municipal y mayor núcleo poblacional se encuentra en el ejido Primero de Mayo.

Esta es una comunidad rural, dedicada a la agricultura y la ganadería, tiene alrededor de cuatro mil habitantes, y se ubicada en la región Centro de Coahuila, a 45 kilómetros de Monclova, 241 de la capital estatal Saltillo y 412 de Torreón.

De acuerdo a cifras del Ayuntamiento, el 15 por ciento de los habitantes de la comunidad migran a Estados Unidos a buscar mejorar más rápido su nivel de vida, dijo José Guadalupe Morales Bernal, coordinador de Comunicación Social de la Presidencia Municipal.

SUEÑAN CON EUA

Sostuvo que en Hermanas, como más se le conoce al ejido Primero de Mayo por la estación de ferrocarril "Hermanas" que ahí se ubica, "si hay dinero, pero casi todos tienen la idea de irse a Estados Unidos porque allá en menos tiempo logran mejorar su condición de vida," dijo.

Mientras que sembrando y vendiendo su ganado caprino tardarían años en reunir los recursos para comprar una camioneta nueva, con 24 meses en Estados Unidos tienen la posibilidad de adquirir allá una nueva o de reciente modelo, grande y bien equipada, expuso como ejemplo.

Explicó que la mayoría de los muchachos, al terminar la secundaria no ven en su futuro estudiar la preparatoria o alguna carrera en Monclova o cualquier otra ciudad cercana con universidades, se visualizan trabajando en la unión americana.

"Aquí todos tenemos a algún familiar al otro lado: un hermano, un primo, un tío, el papá... alguien" externó.

Señaló que de acuerdo al censo, hay 600 viviendas en la población, y en todas tienen por lo menos a un hijo, hermano o al esposo trabajando en Estados Unidos, algunos indocumentados y otros con residencia legal, pero laboraron en el vecino país del norte.

BAJA LA ECONOMÍA

Morales Bernal indicó que las remesas que los connacionales de Hermanas mandan a sus hogares siguen llegando, pero los paisanos no regresarán este diciembre a Escobedo, por la pandemia de COVID-19.

Sin embargo la ausencia de los migrantes tiene un fuerte impacto negativo en la economía local, pues los dólares adicionales que traían para sus gastos y para compartir con sus familias no llegarán.

Tampoco llegarán muebles, ropa, juguetes, electrodomésticos, artículos deportivo, artículos personales y toda una serie de productos nuevos y usados que traen quienes trabajan en Estados Unidos para regalar a sus seres queridos, tanto para su uso como para su venta en "pulgas".

El restaurante más antiguo de la población, único que refleja cultura culinaria de la localidad, El Paraíso, ubicado en el kilómetro 42.5 de la carretera federal 57 tiene sus puertas cerradas por la falta de clientes.

Este negocio, que lleva tres generaciones en la misma familia que lo fundó, fue abierto al público en 1950 y desde entonces ha ofrecido las comidas típicas de la región a los habitantes de la comunidad y a los viajeros que llegan a Estación Hermanas y hacen alto para comer.

AGUAS TERMALES

El principal atractivo turístico de Hermanas es el balneario de aguas termales, propiedad del ejido Primero de Mayo, cuyos comuneros lo manejan y administran para beneficio de la población.

Sin embargo desde el inicio de la pandemia, que llegó a Coahuila en marzo pasado, tuvo que ser cerrado por ordenes de la Secretaría de Salud y los campesinos se quedaron sin este importante ingreso.

El cierre del lugar generó no sólo pérdidas por la falta de ingresos, sino gastos para su mantenimiento y vigilancia, explicó Felipe Medrano Ibarra, responsable de las instalaciones del lugar.

El apoyo que el gobierno les otorgó no fue suficiente, dijo, porque fueron 500 pesos semanales los que otorgaban las autoridades, pero son cuatro campesinos los encargados de la vigilancia y mantenimiento, cuatro familias que tenían que repartirse esa modesta candidata de dinero.

El ejidatario de 75 años de edad explicó que en noviembre pasado autorizaron las autoridades la apertura del centro recreativo, y sostuvo que apenas se está recuperando la economía del lugar.

A las aguas termales de Hermanas se le atribuyen propiedades que ayudan a recuperar la salud o mejorar la calidad de vida de diferencia dolencias, como reumas, dolores de articulaciones, afecciones cutáneas e incluso algunos otros malestares bebiéndola.

El caudal contiene nueve minerales diferentes que impiden la supervivencia de virus y bacterias, y no es dañina para el consumo humano, afirmó Medrano Ibarra.

Explicó que además por su condición calorífica, terapeutas y médicos la recomiendan a quienes están en proceso de rehabilitación por alguna fractura o atrofia musical. "Muchas gentes llegan aquí porque los mandó el doctor, para que se metan al agua caliente y hagan ejercicios para que se recuperen más pronto," sostuvo.

Recordó que el club de béisbol profesional Acereros enviaba de manera regular a todos sus jugadores y terapeutas al balneario a bañarse y a que ahí les dieran masaje para sus músculos.

Los visitantes más comunes al balneario, dijo el campesino, son gente que venía de Texas en Estados Unidos, de Chihuahua, de Nuevo León, de Tamaulipas y de los municipios vecinos más grandes, como Monclova, Sabinas y Piedras Negras, y en menor cantidad de Torreón.

Actualmente el costo de entrada a las pilas de aguas termales es de 20 pesos por persona por media hora, indicó el encargado, quien indicó que son cuartos privados para la comunidad de los usuarios.

En 2019 el acceso era de 15 pesos, pero por acuerdo de la asamblea de ejidatarios fue subido a 20 pesos, en un intento por mejorar los ingresos, sin castigar a los usuarios con un cobro demasiado alto.

Felipe Medrano Ibarra explicó que desde marzo del presente año y hasta noviembre se vieron forzados a cerrar el centro de esparcimiento por instrucciones del gobierno, para Combatir y controlar el virus SARS-coV-2.

Manifestó que espera que hay una rápida solución al problema de la pandemia, para que el balneario de "Las Aguas Termales de Hermanas", como se le conoce, recupere su nivel de visitantes y de ingresos por el bien de la comunidad.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA