16 de agosto de 2022 notifications search
menu
México

Gobierno de Peña Nieto desvió del IMSS fondos para ventiladores

El SAT determinó que tales operaciones fueron simuladas

EL UNIVERSAL
lunes 04 de mayo 2020, actualizada 8:45 am

Compartir

El desfalco al IMSS en el sexenio de Enrique Peña Nieto abarcó el desvío de recursos públicos a empresas fantasma que supuestamente vendieron ventiladores, uniformes quirúrgicos y medicamentos; sin embargo, el SAT determinó que tales operaciones fueron simuladas, porque las compañías no contaban con empleados ni infraestructura para llevarlas a cabo.

Entre 2014 y 2018, el IMSS contrató a 133 empresas fantasma a las que pagó 320.9 millones de pesos que debieron emplearse para fortalecer la infraestructura hospitalaria del instituto, que ahora enfrenta uno de sus mayores retos ante el Covid-19.

La mayor parte de los recursos se destinaron a la supuesta compra de al menos 15 ventiladores, 250 mil uniformes quirúrgicos, 80 mil 377 batas para aislamiento, 114 mil 746 colchas y sábanas para camas hospitalarias, así como cientos de equipos médicos, instrumental quirúrgico y miles de artículos como agujas, gasas y medicinas.

En marzo, Impunidad Cero y Justicia Justa dieron a conocer en un estudio que entre 2014 y 2018 los sectores de Salud federal y estatales desviaron 4 mil 179 millones de pesos a empresas fantasma. El IMSS fue la segunda institución con el mayor desfalco.

Este diario hizo una búsqueda en CompraNet y en el portal de compras del IMSS de los contratos que se otorgaron a los 133 proveedores señalados como fantasma por el SAT y exhibidos en el estudio. Así, se encontró que una parte de los recursos se usaron para la supuesta adquisición de insumos que hoy necesitan los hospitales.

Por ejemplo, uno de los contratos supuestamente fue para la adquisición de nueve ventiladores en 2017. La empresa beneficiada con 4.7 millones de pesos fue Interacción Biomédica, que cuando firmó el contrato con el IMSS el 28 de noviembre de 2017 ya tenía cuatro meses de haber sido exhibida en el Diario Oficial de la Federación (DOF) por el SAT como una empresa fantasma.

Denise Dron, investigadora de Justicia Justa, explica que "la consecuencia más grave son todas las deficiencias que hay en los servicios de salud y que se agravan en zonas marginadas.

"Estamos viendo, ahora con el coronavirus, que no tenemos un sistema de salud que pueda hacer frente y atender a la población como esperaríamos".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

LO MÁS LEÍDO

1

2

0246810