17 de septiembre de 2019 notifications search
menu
Monclova

Notario fue sedado y torturado dos días

VINCULAN A PROCESO A ESPOSA DE LA VÍCTIMA

JOEL BARRERA/ EL SIGLO COAHUILA
miércoles 27 de enero 2016, actualizada 9:37 am

Rosa Nelly Luna Cisneros fue vinculada a proceso por homicidio calificado con agravantes de tormento, premeditación y ventaja en contra de su esposo, el Notario Público, Raúl Tomás Alton Garza, esto después de que la juez, Rosa Patricia Sena, consideró que las pruebas que presentó la Procuraduría General de Justicia durante la audiencia inicial fueron contundentes.

La joven de 25 años llegó a la sala uno del centro de justicia penal con una actitud tranquila y en momentos hasta insensible, sin ningún gesto de remordimiento o culpabilidad.

La Procuraduría General de Justicia representada por la fiscal, Diana Berasategui Barrera y la agente del Ministerio Público, Sofía Martínez Fermín, presentaron una serie de pruebas; desde declaraciones de conocidos y allegados, hasta pruebas periciales y un perfil psicológico, pruebas que detallan que Rosa Nelly se habían convertido en un tormento para Raúl Tomas a quien había amenazado en diversas ocasiones con desaparecerlo o quemarle su notaría pública.

El perfil psicológico emitido por un especialista indica que Rosa Nelly es una persona fría, distante, tiene control de sus emociones, piensa sus respuestas, es paranoica, celosa, resentida, con frustración intelectual, pues a pesar de tener 3 carreras no ejerce ninguna, es agresiva y tiene complejo de superioridad, pero enfatiza que no tiene ninguna discapacidad mental.

Entre las pruebas presentadas esta una serie de declaraciones de trabajadoras del Notario Público, quienes señalan que constantemente ella acudía a la notaría pública número 34 y que lo agredía.

Las trabajadoras señalaron que en ocasiones él llegaba a su despachó y les pedía a todos que se retiraran pues Rosa Nelly había amenazado con quemarle la notaría, después de un rato volvían y lo encontraban arañado y con golpes, así como con una mancha en su pantalón como si hubiera recibido una patada, al cuestionarlo él decía que su esposa lo había golpeado.

La fiscal señaló que Rosa Nelly actuó con premeditación pues ese día, el 16 de enero, llamó a su esposo para concretar una cita en su domicilio, la idea era verse y cenar juntos como familia a lo que él aceptó.

De acuerdo a las pruebas periciales, Raúl Tomas Alton Garza, fue sedado con un fármaco llamado benzodiacepina, el cual genera síntomas de hipnotismo, esto trascendió de acuerdo a una prueba de orina que se realizó al cuerpo.

Raúl Tomas desapareció desde la noche del 16 de enero, pero no fue asesinado ese día; la Procuraduría General de Justicia, señaló que fue asesinado hasta el 18 de enero, pues de acuerdo a la necropsia el cuerpo tenía 24 horas de haber fallecido.

La procuraduría señaló que durante la noche del sábado, domingo y parte del lunes el permaneció sedado y que ella lo golpeó en repetidas ocasiones hasta que le dio un golpe en la cabeza que le provocó la muerte.

No obstante en su declaración Rosa Nelly señaló que el sábado se vio con Raúl Tomás en el bulevar Tecnológico en la colonia del mismo nombre y que él dejó su camioneta allí y que se fueron juntos en un vehículo de ella.

Señaló que fueron a comprar un pastel y una pizza y que al volver encontraron en su casa a dos hombres armados.

Rosa Nelly dijo que los hombres le señalaron que el problema no era con ella, por lo que se refugió en una habitación con su hijo de 4 años y que subió el volumen del televisor para que su hijo no se asustara.

Narró que después de un rato escuchó un gemido como de dolor y que enseguida fue llamada por los maleantes y que al llegar hasta donde estaban ellos vio a su esposo tirado inconsciente y que uno de ellos la jaló del brazo y la llevó hasta el patio para que cavara un pozo, después enterraron el cuerpo y se fueron.

Dijo que ella puso un brincolín encima de la zanja para que no se viera el cuerpo y que después se fue a dormir con su hijo, pero que tenía mucho miedo.

La versión de ella resultó increíble para las autoridades pues en un principio negó saber el paradero de su esposo.

Trascendió que el martes ella llamó a la agente del Ministerio Público de la Subprocuraduría para la Localización de Personas y que la citó en su casa, le dijo que tenía mucho miedo, pero que le iba a decir la verdad y fue cuando dijo su historia, la agente después de escucharla fue llevada al patio en donde Rosa Nelly le mostró el cuerpo semienterrado.

Todo esto trascendió durante la audiencia inicial y aunque el abogado defensor, Javier Liñán, trató de desacreditar las pruebas, no le fue posible y Rosa Nelly fue vinculada a proceso.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA