01 de junio de 2020 notifications search
menu
Tecnología

Así debes limpiar los juguetes y áreas de juego durante el COVID-19

Resaltan la importancia de mantener desinfectados los juguetes de los niños

EL UNIVERSAL.-
lunes 30 de marzo 2020, actualizada 10:37 am

En tiempos de coronavirus el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha emitido varias recomendaciones para el cuidado y la prevención entre los niños frente al Covid-19, que van desde la forma de hablar con ellos sobre el virus hasta acciones necesarias sobre limpiar y desinfectar, al menos una vez al día, juguetes, materiales de enseñanza y aprendizaje, además de manijas de puertas y ventanas.

La pediatra Carina Bonilla asegura que la limpieza debe hacerse del diario, y con los juguetes, evidentemente, se debe tener mucho cuidado y hay que lavarlos. Dice que si las manos están limpias pueden utilizarlos, pero si los niños vienen de la calle o están estornudando, se deben volver a limpiar con alguna toatilla que contenga algún limpiador incluso de casa.

La doctora señala que todos los días debemos utilizar un limpiador de uso doméstico o una toallita para limpiar los objetos o cosas que se tocan mucho, por ejemplo las manijas de las puertas, los interruptores de luz, los controles remotos y por supuesto los juguetes de los niños. La limpieza y desinfección debe realizarse cumpliendo ciertos pasos, como retirar el polvo, lavar con agua y jabón, enjuagar con agua limpia y desinfectar con productos de uso doméstico.

"Lo más recomendable es utilizar cloro, más o menos se deben poner cinco cucharadas soperas en un galón de agua y con esa solución se puede desinfectar las superficies", señala la doctora.

Los lugares de juego de los niños también deben limpiarse y desinfectarse con regularidad. Pisos, tapetes infantiles y jugueteros, pues todo forma parte de su espacio de juegos diario.

Entre las recomendaciones que dan los expertos, es lavar los juguetes de plástico duro o goma cada quince días; en el caso de los peluches deben lavarse con un poco de cloro, si son blancos, y los de color lavarlos a mano con agua y jabón. Lo idóneo sería lavarlos cada quince días pues guardan mucho polvo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA