25 de mayo de 2020 notifications search
menu
Cultural

La visión de los Booktubers en el mundo editorial actual

Son personas que por medio de un canal de YouTube hablan sobre libros

LUCERO BARROSO/ EL SIGLO DE TORREÓN
lunes 30 de marzo 2020, actualizada 8:14 am

En alguna esquina recóndita de YouTube, perdidos entre las reseñas de maquillaje, video blogs de moda y los covers de canciones populares, hay una comunidad creciente y dedicada de jóvenes de diferentes partes del mundo que enfocan todo su contenido a un único fin: compartir su gusto por la literatura.

Se trata de personas que deciden hacer un canal de YouTube y en él, por medio de herramientas como tags (una serie de preguntas que se pasan entre ellos), actividades, juegos de palabras creativos, reseñas, críticas o simplemente pláticas apasionadas, hablan de libros, autores, licencias literarias, estilos, movimientos y numerosas cosas más que exponen la belleza del idioma.

Cada día miles de creadores de contenido, comparten de manera intransigente e inventiva videos acerca de los libros que aman, odian y todo lo que pueda haber en medio, recordando, a veces, a más de medio millón de subscriptores, que la lectura es un gusto que puede compartirse y alimentarse de diversas maneras y en conjunto.

Aunque suena como un trabajo novedoso y un poco inventado, la verdad de las cosas es que es común, conocido y hasta algo arcaico. Estamos hablando meramente de promotores de lectura. Estos joviales rostros encontraron un novedoso e interesante giro para esta labor que les es posible gracias al crecimiento y a las plataformas de internet pero al final lo que hacen es invitar a leer.

QUIÉNES SON Las personas de habla hispana que más éxito han tenido en el mundo de BookTube, en los puestos de los más seguidos, están muchos europeos, quienes cuentan con canales con una cantidad de subscriptores impresionante como: El coleccionista de mundos / Sebastián García Mouret (209 mil suscriptores); Javier Ruescas (225 mil suscriptores); Fly like a butterfly / Esmeralda Verdú (180 mil suscriptores); Andreo Rowling / Andrea Izquierdo (133 mil suscriptores).

Todos los anteriores con un contenido dedicado solamente a la promoción de lectura, pero el puesto uno está aún más cercano a nuestra cultura. Se trata de Fátima Orozco, mejor conocida como “Fa Orozco” que es una regiomontana de 26 años que cuenta con dos canales de YouTube; Las Palabra de Fa con 351 mil suscriptores, (canal al que ya no sube videos por problemas con un ex representante) y su canal actual Fa Orozco que en cinco meses ha logrado contar con más de 50 mil suscriptores. Con videos semanales, la joven se ha convertido en una constante personalidad en ponencias, presentaciones de libros, ferias de libros y eventos relacionados con letras. Fa también produce y edita libros, tiene conexión directa con editoriales como Penguin Random House y Alfaguara. Además de vínculos de amistad con importantes autores como Benito Taibo, demostrando el alcance que tiene en el mundo real su canal de videos.

DEL MONITOR AL MUNDO REAL

Por otro lado, muchos de los jóvenes europeos mencionados, se han convertido en una clase de “lectores modelo” para las editoriales. Trabajo que consiste en leer el libro inédito o sin publicar, y comentar a la editorial si se cree que tendrá éxito, o no, y apoyar con ideas o incluso algo de edición.

Los congresos de letras, de la real Academia Española y las más importantes ferias literarias los tienen como importantes invitados. Queda más que claro que el mundo de BookTube está lejos de sólo tratarse de jóvenes con una cámara que hablan de libros best-seller.

Estos chicos se convirtieron, innegablemente, en voz y opinión importante de las palabras y letras actuales, de todos los idiomas. Sus opiniones y acciones afectan la literatura actual y, con mucha controversia, se convierten en parte del gremio de intelectuales que la envuelven.

Otra novedad que trajo consigo esta vertiente de YouTube, es el cobrar por publicaciones en sus redes sociales o por mencionar productos en sus videos, meramente por la publicidad y mercadotecnia que le crean a un producto. Aunque no es novedad ver que empresas le paguen a personalidades del internet para promover productos y hacer marketing estamos acostumbrados a verlo con modelos y jóvenes “influencers” que por lo general promueven ropa, maquillaje o herramientas para acelerar el bajar de peso; pero BookTube ha llegado para modificarlo y presentar un nuevo tipo de promotor: uno por personalidad, no por apariencias.

Las casas editoriales están pagando a los creadores de contenido para que recomienden a sus suscriptores el libro, o por lo menos lo implementen de alguna manera en sus redes sociales. Es muy difícil cuantificar qué tantas ventas son gracias a las reseñas que se suben a internet pero se sabe efectivo por los usuarios que aseguran en los comentarios que quien los convenció de comprar el libro fue su creador favorito.

Como resultado de este útil intercambio, los BookTubers obtienen copias avanzadas de libros que aún no han sido publicados para que puedan leerlos y recomendarlos. También es común que las casas editoras patrocinen los videos esperando dar a conocer nuevos libros. La comunidad como un entero ha obtenido más de 200 millones de vistas y comparado al año pasado el “enganche”, es decir la cantidad de personas que verdaderamente ven el video hasta el final, subió un 40 por ciento. Demostrando que es mucho más amplio su alcance que el de cualquier anuncio televisivo o en medios tradicionales que se puedan buscar.

DE SUSCRIPTORES A LECTORES

La fusión entre el mundo clásico literario y el moderno del internet, propone todas las modificaciones y novedades que ya se establecieron anteriormente, pero también plantea una nueva invitación tanto para gente que lee, como para la que no.

A las personas que leen y no tienen nadie con quien compartirlo les proporciona un lugar seguro y amigos con quién explotar su gusto, mientras que a las personas que no leen les proporciona una guía y compañerismo para comenzar, creando y manteniendo de esta manera millones de lectores en las generaciones nuevas.

Se ha creado una comunidad en donde leer no es ni “nerd”, ni antisocial o aburrido, se creó un lugar seguro para amar libros. Es la nueva generación de literatos, pero en línea.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA