08 de abril de 2020 notifications search
menu
Mundo

Solicita ONU 500 mdd más para crisis en Idlib; vuelve a pedir alto el fuego

Los desplazados han tenido que huir por las tensiones entre Rusia y Turquía

EFE
viernes 21 de febrero 2020, actualizada 1:33 pm

El secretario general de la ONU, António Guterres, hizo este viernes una "llamada urgente" a los países miembros para recaudar 500 millones de dólares adicionales y paliar la crisis de desplazados en Siria a raíz de las tensiones entre Rusia y Turquía en Idlib, al noroeste del país, y les volvió a pedir un alto al fuego.

Durante una declaración a la prensa en Naciones Unidas, Guterres detalló que aunque en un principio habían calculado ayuda humanitaria para unas 800,000 personas en el noroeste de Siria, las nuevas estimaciones tras los últimos acontecimientos apuntan que hasta 2.8 millones de personas podrían requerir asistencia humanitaria.

Idlib es el último bastión de los rebeldes sirios y es objeto de una gran ofensiva del gobierno de Damasco, apoyada por Rusia, que ha provocado rápidos avances de las tropas gubernamentales sobre el terreno.

Estos hechos han provocado la reacción de Turquía, cuyo presidente, Recep Tayip Erdogan, avisó este miércoles de que si continuaba el avance de las tropas de Damasco, se podría producir una "inminente" operación de su ejército en la zona en la que dijo era "su última advertencia".

En este contexto, Guterres declaró hoy que han revisado y ampliado los planes de la ONU para cubrir las necesidades de las personas que se verán desplazadas en los próximos seis meses y señaló que casi 900,000 personas, la gran mayoría de mujeres y niños, ya han huido tras los últimos combates "en las circunstancias más trágicas".

Guterres manifestó asimismo que "cientos han sido asesinados, muchos han sido desarraigados varias veces, y los niños pequeños mueren de frío".

Además, alertó de que los combates están avanzando hacia áreas con la mayor concentración de personas y amenazan con "estrangular" las líneas de ayuda humanitaria.

"El derecho internacional humanitario y la protección de los civiles han sido sistemáticamente ignorados. A medida que el espacio para la seguridad se reduce aún más, el potencial de sufrimiento humano empeora", reflexionó Guterres.

"Más allá de la terrible crisis humanitaria, los desarrollos en el terreno están haciendo que las cosas sean cada vez más peligrosas", dijo el secretario general, que agregó que durante casi un año se han podido ver una serie de ofensivas terrestres del Gobierno sirio apoyadas por ataques aéreos rusos y que en estos meses se han repetido enfrentamientos mortales entre las fuerzas turcas y sirias.

"Todo esto significa que, además de una situación humanitaria dramática y en deterioro, ahora nos enfrentamos al riesgo de una confrontación cada vez más grave con consecuencias cada vez más impredecibles. Es crucial romper el círculo vicioso de violencia y de sufrimiento", exigió António Guterres.

Recordó que en repetidas ocasiones ha pedido un alto el fuego inmediato en Idlib para poner fin a la catástrofe humanitaria y evitar una escalada incontrolable.

"El mensaje es claro: no hay una solución militar para la crisis siria. La única solución posible sigue siendo política. Estos hombres hicieron una pesadilla humanitaria para el sufrido pueblo sirio que debe detenerse. Debe detenerse ahora", concluyó el secretario general de Naciones Unidas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA