01 de abril de 2020 notifications search
menu
Ciencia

Hace miles de años se practicaba la pesca en el Sáhara

Durante gran parte del Holoceno temprano

EFE
sábado 22 de febrero 2020, actualizada 10:36 am

Hoy en día las montañas saharianas del Tadrart Acacus, en Libia, son ventosas, calurosas e hiperáridas, sin embargo el registro fósil muestra que durante gran parte del Holoceno temprano y medio (entre 8,000 y 3,000 años antes de Cristo) esta región era húmeda y tenía agua, y en ella se practicó la pesca.

Esta es la principal conclusión de un estudio que publica la revista Plos One, en el que sus autores, del Museo de Historia Natural de Bélgica y de la Universidad de la Sapienza de Roma, constatan, además, que en esta zona de Tadrart Acacus hubo múltiples asentamientos humanos y evidencias múltiples de fauna diversa.

De hecho, restos de bagre o pez gato y de tilapia constituyen muchos de los animales descubiertos en este entorno sahariano.

En una nota de prensa, la revista relata que los refugios rocosos dentro del Tadrart Acacus conservan no solo importantes restos de flora y fauna, sino también importantes artefactos culturales y arte rupestre debido a la temprana ocupación holocena.

Los investigadores trabajaron con el Departamento de Antigüedades de Libia, en concreto en la excavación en algunas partes del refugio arqueológico de roca de Takarkori, con el objetivo de identificar y datar los restos de animales encontrados e investigar los cambios en su abundancia a lo largo del tiempo.

Así, los científicos cuantificaron que los restos de peces encontrados constituyeron casi el 80 por ciento del total de los hallazgos, que ascendió a 17,551 restos de fauna en total.

El equipo de científicos determinó que todos los restos de peces -bagre y tilapia- y la mayoría de los restos de los otros animales eran desechos de comida humana, lo que pudieron concluir gracias al estudio de las marcas de corte en ellos y restos de quemaduras.

Además, los investigadores constataron que la cantidad de peces fue disminuyendo con el tiempo: se pasó de ese 90/80 por ciento del total del conjunto de animales hace unos 8,000 años antes de Cristo (AC) a solo el 40 por ciento hace unos 3,000 años AC.

A medida que los peces disminuían, aumentaba el número de restos de mamíferos, lo que sugiere que los habitantes de Takarkori se centraron gradualmente más en la caza y en la ganadería.

Asimismo, los autores también hallaron que la proporción de tilapia disminuyó de manera más significativa que el bagre, lo que se pudo deber a que estos últimos tienen unos órganos respiratorios que les permiten coger aire y sobrevivir en aguas poco profundas y de alta temperatura.

Este estudio proporciona información crucial sobre los dramáticos cambios climáticos que condujeron a la formación del mayor desierto caliente del mundo, afirman los autores, quienes añaden: el refugio rocoso de Takarkori ha demostrado una vez más ser un verdadero tesoro para la arqueología africana y fuera de ese continente.

Se trata, de un lugar fundamental para reconstruir la compleja dinámica entre los antiguos grupos humanos y su entorno en un clima cambiante.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA