02 de abril de 2020 notifications search
menu
Mundo

Crece el miedo a una crisis en Afganistán

El actual presidente Ashraf Ghani se hizo con la victoria en las elecciones

EFE
viernes 21 de febrero 2020, actualizada 8:02 am

El anuncio esta semana de los resultados de las elecciones presidenciales afganas, en las que el actual presidente Ashraf Ghani se hizo con la victoria, ha desatado el temor a que se produzca una crisis política por la negativa del segundo candidato más votado a reconocer el recuento.

La Comisión Electoral Independiente de Afganistán (IEC) declaró el martes a Ghani, actual presidente de la nación asiática, ganador en los comicios del pasado 28 de septiembre con un 50.64 % de los cerca de 1.8 millones de votos válidos.

El recuento final relegó al principal rival de Ghani y jefe del Ejecutivo, Abdullah Abdullah, a un segundo puesto con el 39.5 % de los apoyos.

UNA VICTORIA CONTESTADA

Horas después del anuncio de la IEC, que llega con meses de retraso por los errores técnicos y las acusaciones de fraude, Ghani apareció ante cientos de sus fieles para celebrar la "victoria de la democracia" y "del pueblo".

Pero Abdullah contestó casi inmediatamente con su propio mensaje televisado en el que calificó los resultados de "ilegítimos" y un "golpe contra la democracia".

El candidato proclamó su propia victoria y la formación de un Gobierno "inclusivo", una maniobra que podría dar paso a una profunda crisis política en un país azotado por la guerra desde hace décadas.

"El país se está precipitando hacia una nueva crisis política", dijo a Efe el exdiplomático afgano y analista Ahmad Sayeedi.

Abdullah tiene el apoyo de varios antiguos señores de la guerra bien conocidos y ha estado trabajando para nombrar "pronto" a sus propios gobernadores en varias provincias, según Sayeedi, lo que sería "sin duda un desafío" a la autoridad de Ghani.

El exdiplomático destacó que, más de 24 horas después del anuncio de los resultados, pocos líderes internacionales se han lanzado a felicitar a Ghani.

"Esto muestra que además de para los afganos, los resultados de estas elecciones no son aceptables para el resto del mundo", zanjó.

LA HISTORIA SE REPITE

El enfrentamiento entre Ghani y Abdullah recuerda a lo sucedido tras las elecciones presidenciales de 2014, que desataron un periodo de crisis e inestabilidad política que duró meses y solo acabó cuando los dos líderes acordaron compartir el poder.

Ghani, el candidato más votado entonces al igual que ahora, pudo acceder a la presidencia y Abdullah pasó a ser el jefe del Ejecutivo, un cargo diseñado especialmente para la ocasión.

Un escenario que no es completamente imposible, ya que Ghani en su discurso de victoria señaló que sus rivales electorales podrían jugar un papel en su Gobierno y uno de sus jefes de campaña, Omar Daudzai, también insinuó que podría haber algún tipo de acuerdo.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA