12 de noviembre de 2019 notifications search
menu
Monclova

Se reencuentra con su padre después de 9 años extraviado

El hombre apareció casi una década después, viviendo en la indigencia en Monclova

SERGIO A. RODRÍGUEZ / EL SIGLO COAHUILA / MONCLOVA
miércoles 09 de octubre 2019, actualizada 5:16 pm

Después de nueve años de desaparecido, su familia lo encontró: el joven abandonó a sus padres en su natal Puebla, para sumarse a las filas del crimen organizado; apareció casi una década después, viviendo en la indigencia en Monclova y con problemas mentales, causados tal vez por traumas de lo que vivió, o como consecuencia de la droga que pudo haber consumido.

Carlitos trabajó para una banda de narcotraficantes, de algún modo logró salir de ésta, pero ya sufría daño cerebral y no sabía ni dónde vivía ni cómo regresar a su casa.

En Puebla, su padre y su familia lo buscaban, temían que hubiera fallecido por la vida en la que se enroló, pero tenían la esperanza de que todavía estuviera vivo y alejado del crimen organizado.

Javier Juan Martínez Huerta, padre de “Carlitos” explicó qué fue lo que pasó: “un día nos llamó por teléfono, me dijo que se iba a trabajar con un cártel del crimen organizado y desde entonces lo perdimos” narró Javier Juan. Sin embargo nunca perdieron la esperanza de volverlo a ver.

Una hermana de Carlos lo buscó por años en las páginas de internet de personas extraviadas, y el domingo pasado encontró una serie de fotos subidas por Juan Francisco Vielma de León en la página del Instituto Generando Vida: había rescatado de la calle a un indigente, al que bañó, rasuro, aseo y le dió albergue.

Vielma de León, presidente del Instituto Generando Vida, retiró de la calle y de la indigencia a “Carlitos”, un hombre de 36 años de edad y enfermo mental que vivía en la vía pública, y lo trasladó a su casa de rescate.

A través de redes sociales Habían llamado a Juan Francisco, y le reportaron la presencia de un vagabundo. Homy, como es conocido Juan Francisco, recogió a “Carlitos” y lo trasladó al Instituto Generando Vida, donde alberga a personas en situación de calle, alcohólicos en sobriedad y adictos en rehabilitación.

Antes y después de rasurarlo y bañarlo, subió fotografías del nuevo huésped de la casa de rescate a la página de la institución y las imágenes en cuestión de horas se viralizaron por todo el país, dos días después Homy recibió una llamada telefónica, una persona de Puebla le dijo que creía que el indigente de las fotos era su hijo.

Después de un intercambio de fotos, Javier Juan Martínez Huerta, llegó a Monclova y confirmó que era su hijo.

Nueve años después de su partida, Carlos regresó a Puebla, llevado por su padre, que feliz retorna a su tierra con el hijo perdido; ahora sus esfuerzos serán buscar atención especializada para los problemas mentales que sufre su vástago después de la vida que llevó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA